top of page

4 motivos por los que fomentar la transparencia en tu empresa.

La “transparencia radical” hace referencia a una práctica de gestión empresarial que facilita y permite dar a conocer la información más significativa y relevante de una organización en relación con su cultura, valores, forma de actuar… y los aspectos clave del negocio (como el estado de los proyectos, datos financieros, estrategias, dinámicas y procesos internos, decisiones, rendimiento empresarial, producto, etc.).


Se trata de un elemento esencial en entornos en los que se busca priorizar la confianza y la lealtad entre los empleados y la organización. Y por ello, las personas de referencia y que formen parte del equipo de liderazgo deben promover una cultura de sinceridad, honestidad y respeto mutuo.



En una empresa en la que, de forma genuina, se quiere “ser equipo” y sentirse parte de un propósito común, es importante ser consciente del origen y motivo por el que existe la empresa, el rumbo y estrategias a seguir, roles y responsabilidades de cada persona, objetivos y métricas, etc.



Y, sobre todo, entender cómo unas personas impactan en las otras, tomando responsabilidad sobre las propias acciones y teniendo coraje para hablar de todo, compartiendo información que, desde la humildad, pueda aportar valor a los demás y contribuir al crecimiento de la empresa.


A nivel interno, una empresa que se muestra transparente consigue:

  1. Motivar al equipo y estimular la innovación. La transparencia fomenta un ambiente de trabajo en el que los empleados se sienten libres de mostrarse como son, con autenticidad, compartir sus ideas y ser creativos. Sienten que sus opiniones se escuchan y sus contribuciones se reconocen, y por ello colaboran más para desarrollar nuevas soluciones.

  2. Impulsar el compromiso por parte de los empleados y mejorar su rendimiento.


A nivel externo:

  1. Mejora la confianza de los clientes y seguidores, que cada vez exigen un mayor conocimiento e implicación con empresas con las que se sienten identificados o les interesan. Por este motivo, requieren un compromiso mayor por parte de la organización, a la que quieren conocer más en profundidad, y a la que piden que su voz sea tenida en cuenta en relación con su contribución y el impacto que generan con ella.

  2. Impulsa la credibilidad y reputación de la empresa, reduciendo el riesgo a ser desacreditada por irregularidades o prácticas poco éticas.


Las redes sociales y los medios digitales han sido una gran plataforma para impulsar esta transparencia radical, y nos regalan un escaparate en el que mostrar aquello que deseamos sobre la empresa y su labor.


Y tú, ¿Has pensado qué puedes hacer para practicar la transparencia radical en tu empresa?

Nos encantaría escucharte.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page