top of page

Las historias trascienden - La importancia de una narrativa compartida e inspiradora.


“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” - Maya Angelou -



Érase una vez…


¿Recuerdas esas historias que te contaban cuando eras pequeño y que, aún hoy, conservas en tu memoria o le cuentas tú a otros? ¿Alguna vez te has parado a pensar en lo que te hacían sentir, y el motivo por el que las recuerdas mucho tiempo después?




Las historias, y la manera de contarlas, siempre han tenido gran importancia en todos los ámbitos de nuestra vida. Representan un lenguaje universal, a través del cual, a lo largo de todos los tiempos, se han transmitido lecciones vitales, tabúes, experiencias…

Nos conectan con nuestra esencia y valores, desencadenan emociones poderosas, e impactan directamente en los vínculos que creamos.


Por este motivo, los líderes de las empresas deben ser capaces de escribir su propia historia y enseñar a las personas de su equipo a narrarla.

Y, para ello, primero tienen que conseguir inspirarles y hacer que se sientan identificados. Necesitan generar en los empleados esa conexión y vínculo emocional con la empresa, que les llevará a interiorizar su historia y transmitirla como si fuera la suya propia.


Contar la historia de la empresa, es una forma de:

  • Abrazar el pasado - La historia nos traslada al origen, ayuda a poner orden y a situar hechos en momentos específicos. Nos revela la motivación detrás de su creación, y contribuye a entender qué es lo que se buscaba resolver y los pasos que se han tenido que dar para llegar a ser quiénes somos. Recordamos los momentos de satisfacción, y aquellos más complicados que nos han hecho aprender, y a todas las personas con quiénes hemos compartido camino.

  • Comprender el presente - Cuando conocemos el origen de la empresa (punto de partida) y el objetivo que se quiere alcanzar (punto de llegada), podemos, más fácilmente, explorar la realidad y descubrir el punto actual en el que estamos, valorar aquellos aspectos que funcionan y nos acercan al destino al que queremos llegar, y aprender de aquellos que no han sido tan productivos. Nos permite elaborar un diagnóstico compartido, y avanzar desde ahí para seguir creando la historia juntos, aportando cada uno desde su mejor versión.

  • Diseñar el futuro - Desde la conciencia de que siempre se puede seguir aprendiendo y mejorando, y que cada persona tiene habilidades y talentos que aportar a la historia de la empresa, diseñamos un plan y estrategia que nos guía hacia la consecución de nuestros objetivos y sueños.


Las historias nos regalan perspectiva y ayudan a enmarcar, contribuyen a poner en valor aspectos como el esfuerzo, la ilusión, y el trabajo realizado. Pero, además, favorecen el sentimiento de equipo y pertenencia de todos los componentes de la empresa, que se sienten parte de una historia compartida.


Las historias trascienden.

Y tú, ¿Has pensado qué es lo que quieres que trascienda de tu empresa? ¿Lo que quieres que cuenten las personas que la componen?

Nos encantaría escucharte.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page