Lo revolucionario es parar


Tic, tac, tic, tac, tic tac...

¿Te imaginas el SONIDO de un reloj? ¿Te pone nervioso/a?



Quizás, hoy en día, “la consciencia del paso del tiempo sea uno de los RUIDOS que más nos estresa”.

Pero analicemos bien esta frase;

· No es (solo) el sonido literal de las manillas del reloj al moverse lo que nos afecta, si no la percepción del transcurso del tiempo.

· Se trata del ruido que genera, porque es un estímulo subyacente externo que interfiere en nuestra normalidad y nos perturba.


Existen multitud de frases que hacen referencia a la importancia vital del tiempo:

“El tiempo es oro”,

“El tiempo vuela”,

“Los dos guerreros más poderosos son la paciencia y el tiempo” (Tolstói),

“Tu tiempo es limitado, así que no lo desperdicies viviendo la vida de alguien más” (Steve Jobs),

Etc.

Sin embargo, vivimos en la sociedad y cultura de la urgencia, las prisas y el estrés.


Para empezar…

¿Alguna vez te has “parado” a analizar cuánto tiempo le dedicas “simplemente a pensar”? ¿A planificar? ¿A escuchar y compartir inquietudes y/o logros? ¿A reflexionar y escucharte a ti mismo? ¿A pasar tiempo con tu equipo, construyendo relaciones positivas, y hablando y/o dando feedback?


Parece que, en la actualidad, “lo revolucionario es parar”.


Parece que sentimos miedo, o no está bien visto, no estar en todo o no ser constantemente productivos, incluso fuera del trabajo o del horario laboral. Que tenemos una voz interior que nos recuerda la necesidad de hacer muchas cosas y lo más rápido posible, casi de forma instintiva, sin profundizar.

Parece que lo normal es no tener tiempo para nada, sentir que no has parado de hacer cosas en ningún momento, pero, sin embargo, “no te da la vida” para más.


Este exceso de actividad y velocidad permanente nos desconecta de lo importante, de los pensamientos y emociones que surgen dentro de nosotros y nos conectan con el mundo y lo que está sucediendo.


Por ese motivo, en la comunidad WeTribu queremos trabajar con mayor conciencia y presencia, y poner el foco en la importancia que tiene administrar el tiempo de una manera adecuada y eficiente, que nos permita aprovecharlo mejor y disfrutarlo más, dejando así de ser un estresor para convertirse en un aliado.


Un uso inteligente del tiempo y una buena planificación de las horas, procesos y tareas nos puede ayudar a aumentar el rendimiento y eficiencia en el trabajo, a mejorar nuestra concentración, a reducir o eliminar el estrés porque nos permite lograr más con menos esfuerzo, a invertir en formación y, sobre todo, a tener una relación más sana con nuestros trabajos y equipos.


La distribución óptima del tiempo depende de distintos factores, (como el sector en el que trabajamos, el rol desempeñado dentro de la empresa, la política interna de la compañía…), así que no hay una única fórmula correcta.

Lo que sí sabemos es que todo aquello que transforma profundamente y aporta bienestar, requiere de tiempo y paciencia.


Recomendación WeTribu: busca un equilibrio entre priorizar hacer lo que más le conviene a la empresa, lo que más te gusta hacer y aquello en lo que más valor aportas.



Y tú… ¿Cómo te llevas con tu tiempo?

42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo