top of page

Practica un liderazgo auténtico


“Lo que haces habla tan alto que no puedo escuchar lo que dices”


Piensa por un momento en los líderes que más te han inspirado.

¿Cuáles dirías que son las cualidades que los hacen tan inspiradores?




Probablemente, la autenticidad sea una de ellas.

Según la RAE, una persona auténtica es aquella que es consecuente consigo misma, que se muestra tal y como es.

Sin embargo, el concepto de liderazgo auténtico va más allá.


A raíz del significado individual de estas dos palabras, podemos entender el liderazgo auténtico como la capacidad que tiene cada persona para influir, motivar y llevar a cabo acciones con el fin de cumplir una serie de objetivos, involucrando a otras personas y grupos, dentro de un marco de valores congruentes con sus creencias y deseos.


Si ahondamos más profundamente en el concepto, descubriremos que, además, este tipo de liderazgo supone una gran conciencia por parte del líder sobre su propio comportamiento y sobre la percepción que los demás tienen de él o ella.


Dado su alto grado de autoconocimiento, su conciencia sobre la realidad y el contexto, y su capacidad para identificar el talento y cualidades positivas de las personas que les rodean, los líderes auténticos no tienen dificultades para definir, mantener y comunicar su rumbo, en términos de principios y valores.

De esta forma contagian e invitan a construir en conjunto, delegan y se apoyan en equipos que les complementan, aumentando los niveles de motivación y compromiso.


Los líderes auténticos son personas que, de forma natural, inspiran con su ejemplo, y, con gran valentía, se muestran tal y como son, exponiendo su vulnerabilidad.

Se humanizan, reconociendo abiertamente sus errores y limitaciones.

Conocen y valoran las diferencias individuales, y se enfrentan a la incertidumbre y a la incomodidad de no tener todas las respuestas, con curiosidad, humildad y disposición de aprender constantemente.

Son personas empáticas, flexibles y preocupadas por fomentar y fortalecer las cualidades positivas de las personas que les rodean.


En la actualidad, la autenticidad es un valor en alza, tanto en el mercado como en el interior de nuestras organizaciones. Las entidades percibidas como "auténticas" son capaces de generar un vínculo emocional, una conexión y un compromiso más estable y continuado con sus empleados y clientes, que va mucho más allá de su satisfacción.

Porque cada vez le damos más importancia a los aspectos éticos y morales de nuestros líderes, de quiénes esperamos que sean coherentes, que caminen sus palabras y representen sus valores, demostrando correspondencia entre lo que piensan, dicen y hacen.


Lo auténtico denota que algo es real, verdadero, genuino, sincero, creíble… y eso genera confianza. Y sin confianza, no hay liderazgo.


¿Qué puedes hacer tú para practicar un liderazgo auténtico hoy?

  • Reflexiona sobre tus valores y tus principios.

  • Comparte experiencias e historias personales.

  • Pide feedback.

  • Escucha, y escucha bien.

  • Sé honesto contigo mismo y con los demás.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page